Lo que hay que saber para optar a un crédito hipotecario

Experto sostiene que una adecuada decisión no solo debe considerar el precio, sino que el dividendo final y la flexibilidad del pago.
Toda persona debe basar la decisión de compra de un bien raíz sobre la base de su necesidad habitacional y no desde el punto de vista del financiamiento. Esta es una de las consideraciones que se deben tener en cuenta a la hora de buscar el financiamiento para la compra del primer departamento.
Antonio Latorre, gerente general de Creditaria, explica que la opción de crédito hipotecario a elegir depende de las necesidades individuales de cada cliente. “Habrá quienes en su estructura de rentas tengan por ejemplo bonos anuales y tendrá el interés en amortizar con este su crédito”.
“Hay quienes -agrega- buscan plazos cortos para minimizar los pagos de intereses o quienes busquen períodos de carencia de pagos para ajustar a la oferta de vivienda, etc.”.

Cómo elegir

Un crédito hipotecario debe ser analizado desde tres perspectivas. La primera, el costo que se mide por la Carga Anual Equivalente (CAE) o por el dividendo final; la segunda, la flexibilidad del pago, de amortizaciones parciales o prepagos totales, y la tercera, las garantías que la institución exige tales como el porcentaje a financiar, el tipo de hipoteca si es general o particular.
“Una adecuada decisión no solo debe considerar el precio, sino las tres dimensiones, pues impedirá llevarnos sorpresas en el largo plazo cuando queramos refinanciar o cambiarnos de casa, o prepagar, o avalar otras operaciones, etc.”, destaca Antonio Latorre.
Indica además que para lograr comprender a cabalidad todas las dimensiones de un crédito hipotecario, lo recomendable es acudir a un bróker hipotecario, quien sin costo alguno podrá asesorarle y entregarle opciones que se ajusten a sus necesidades.
“En caso de que no pueda acudir a uno de ellos, lo aconsejable es que se interiorice de las características de este producto y acuda a cotizar a lo menos a tres distintas instituciones financieras para tener un abanico de opciones”.

Errores comunes

El gerente general de Creditaria sostiene que el error más común que cometen las personas a la hora de buscar el financiamiento es fijarse exclusivamente en la tasa o CAE final. “Está lleno de personas que cuando llegan a prepagar se dan cuenta de que el costo es elevadísimo, lo que supone restricciones a la venta o refinanciamiento”.
Y agrega: “Otro error común es el de menospreciar el costo de los productos asociados al crédito hipotecario de los bancos, lo que no es incluido en los costos finales del crédito”.
Cabe destacar que CAE es un porcentaje que expresa el costo anual de un crédito, considerando todos sus gastos (seguros asociados, comisiones, gastos operacionales, etc.).
Fuente: El Mercurio

Lee también

¿Dónde quedan los documentos personales que se envían online al arrendar una propiedad?

Arrendar una propiedad no es tarea fácil e implica conferir una serie de documentos personales …