MPC alista 10 proyectos inmobiliarios y "racionaliza" obras a terceros

La mayoría de las obras se proyectan en el sector oriente y ya tienen los permisos aprobados. Además, baja los trabajos a terceros tras ciertas divergencias.
El 2014 fue un año positivo para Moller & Pérez-Cotapos, sobre todo en el área inmobiliaria. Y la empresa parte este año en buen pie y con una carpeta de diez proyectos a desarrollar.
La semana pasada, la compañía -ligada a los empresarios Ramón Yávar y Fernando Frías, y al fondo de Citigroup Venture Capital- entregó sus estados financieros correspondientes al cuarto trimestre de 2014 y explicó: “Durante el año 2014 se ha mantenido el dinamismo en este segmento, con el cierre de US$154 millones en promesas de compraventas, un 100,3% superior a igual período del año anterior. El stock potencial (promesas de compraventa que se escrituran) de la empresa para los próximos doce meses alcanza US$84 millones y el backlog de la construcción de obras inmobiliarias creció en un 71,3% entre diciembre de 2013 y diciembre de 2014 alcanzando US$135 millones lo cual refleja el mayor nivel de proyectos inmobiliarios en construcción”.
Adicionalmente, la firma proyectó un stock potencial para este año un 2,6% mayor al que tuvo el año pasado, lo que incluye tres proyectos con saldos superiores a UF400 mil (US$15,7 millones).
“El ciclo inmobiliario de nuestros actuales proyectos, cuya escrituración para este año a diferencia del anterior se concentró en el tercer y cuarto trimestre, determinó los menores ingresos de US$7 millones, producto del traspaso de unidades para el primer trimestre de 2015, con respecto a igual período del año anterior”, aclaró la empresa que, no obstante, agregó que “cabe destacar que el margen bruto sobre los ingresos aumentó a un 26,7% versus un 24,8% a diciembre de 2013”.
Sin embargo, la compañía mantiene su apuesta firme por el área inmobiliaria habitacional. Al cierre de año la empresa obtuvo los permisos de edificación para 10 nuevos proyectos: Nogales del Golf en Lo Barnechea; Parque Santa María y Los Castaños en Vitacura; Escandinavia, Charles Hamilton, Martín Alonso Pinzón y Víctor Rae en la comuna de Las Condes; Portezuelo II y III en Colina y El Marqués II en San Miguel. Más un proyecto en Chillán llamado Las Malvas.
A diferencia de lo anterior, la compañía ha entrado en un proceso de “racionalización” de sus contratos con terceros para el desarrollo de obras industriales.
“Los ingresos por venta del segmento construcción a terceros disminuyeron en un 28,1% respecto de igual período del año anterior. En línea con lo señalado, el backlog en este segmento al 31 de diciembre de 2014 disminuyó en un 27,8% con respecto a igual fecha del 2013, totalizando US$114 millones, explicado principalmente por el término en 2014 del Proyecto Tecnológico, Hospitales en Consorcio (Puerto Montt) y por la estrategia de racionalizar el nivel de actividad de obras industriales”, destacó en su análisis.
Esta decisión sorprende sobre todo porque Moller & Pérez-Cotapos tiene una vasta trayectoria en la construcción de obras para terceros, sobre todo en el área hospitalaria. No obstante, las divergencias de la compañía con los mandantes de las obras, una situación que parece ser cada vez más normal en la industria, ha complicado a la empresa. Los resultados de este segmento sufrieron, según la empresa, un deterioro importante por extensión de los plazos previstos y sobre costos en obras de larga duración.
Fuente: Pulso
Averigua si puedes invertir hoy en propiedades, visitando http://cptz.me/1qfSTmU

Lee también

¿Como Nacieron los Brokers Inmobiliarios?

Gabriel Cid, CEO y Fundador de Capitalizarme.com, nos narra como se origino en Chile el …