Oferta inmobiliaria en La Serena crece 63% en 4 años impulsada por la primera vivienda

De los 75 proyectos en venta, solo 22 se ubican en las cercanías de la playa, donde se concentran las alternativas de uso turístico. Se estima que la zona costera siga densificándose, pero siempre a un ritmo más moderado que el oriente de la ciudad, que se vislumbra como la extensión natural del desarrollo habitacional.

En cuatro años, la oferta inmobiliaria en La Serena pasó de 46 proyectos a 75 iniciativas, es decir, creció 63% con un total de 2.325 casas y 5.104 departamentos disponibles. Según el último levantamiento de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) La Serena, de cada 10 desarrollos en venta, siete se ubican en la zona oriente que se emplaza hacia el interior de la ciudad y que tiene un marcado énfasis en la primera vivienda, coinciden distintos actores de la industria presentes en la región.
En junio de 2011, el área más cercana a la playa (poniente) tenía un ritmo similar al interior y ambas se movían entre los 21 y 25 proyectos en oferta. Sin embargo, las diferencias se han ido acentuando y en el informe de la CChC regional de junio del año pasado, el sector más turístico contaba con 22 alternativas en stock (2.505 viviendas), mientras que el oriente se duplicó, sumando 53 iniciativas. (4.924 unidades).
Para Sergio Godoy, gerente de ventas de IV Región de Pocuro, el protagonismo que ha tomado la zona más alejada del mar tiene que ver con su mejor equipamiento. “A quien vive en un balneario no le interesa estar cerca de la playa, lo que quiere es buena conectividad, buenos servicios y eso es algo que la Avenida del Mar no tiene”, agrega Anita Zúñiga, subgerenta comercial de Inmobiliaria Nollagam.
En el sector oriente hay recintos deportivos, servicios comerciales, como supermercados y stripcenter , además de una amplia variedad de colegios, por ejemplo. El equipamiento se concentra en la zona de Cerro Grande, donde también se ve el mayor número de desarrollos inmobiliarios, con 31 iniciativas. “Es una gran meseta, por lo que se trata de una zona muy plana. Eso mismo hace que en todas partes haya una vista al mar privilegiada”, destaca Martín Bruna, presidente de la CChC La Serena.
Desarrollo costero hasta en tercera línea
Las primeras líneas del borde costero de La Serena concentran 18 proyectos. A diferencia de la zona interior, acá hay una baja presencia de residentes permanentes. “Las pocas casas que hay, por lo general son de primera vivienda, porque quien compra para segunda vivienda o inversión generalmente prefiere un edificio”, explica Mauricio Araya, gerente de construcción y socio de Inmobiliaria Serena, empresa regional con 29 años en la ciudad. Según datos de la CChC, hay seis proyectos de casas en el poniente de la ciudad.
Para Bruna, el menor dinamismo inmobiliario de este sector se explica por su mayor consolidación: “Uno pensaría que la Avenida del Mar es donde hay más actividad, pero eso no pasa porque la primera línea está prácticamente toda construida, y ahora se están abocando hacia la segunda línea e incluso la tercera”.
Esta menor disposición de paños también influye en los niveles de precios, cree Zúñiga: “Hay tanto espacio para construir todavía en la zona oriente, que la sensación de escasez no existe, a diferencia de las cercanías al mar, donde el desarrollo es mucho más acotado”. Según estimaciones de mercado, las diferencias de precios entre el sector costero y el interior bordean el 7%.
La oferta inmobiliaria costera se concentra en Avenida del Mar y Puerta del Mar, con ocho y nueve proyectos, respectivamente. Según Zúñiga, que tiene presencia en el primer barrio, los compradores por lo general son de Santiago o de las ciudades del norte donde hay desarrollo minero. “Otro nicho muy interesante son los argentinos, que son muy fieles con La Serena y, como ahora perciben que va a estar mejor, les cambió el switch y están comprando en verde”, agrega la ejecutiva.
Para Araya, además de segunda vivienda, esta compra es atractiva como inversión pues está enfocada a dos tipos de público: “De marzo a diciembre se arrienda a universitarios que valoran mucho vivir en Avenida del Mar. En enero y febrero se libera y se arrienda a turistas. Para el estudiante es fantástico porque no paga arriendo los meses que no está, y para el arrendador también, porque cobra una tarifa más alta en verano”.
Solo 3% de la oferta aún no se construye
El 49% de la oferta inmobiliaria en La Serena está terminada, el 48% en construcción y solo un 3% aún no inicia las obras, por lo que prácticamente no hay venta en blanco, a diferencia de Santiago. “Esto se debe a que, previo a la entrada del cobro del IVA por la compra de viviendas, había oferta disponible para cubrir la demanda existente en La Serena. En cambio, esa condición no se dio en la capital, donde la oferta era insuficiente y se impulsó la compra en verde y blanco”, comenta Federico Kunstmann, gerente zona costa de Inmobiliaria Aconcagua, empresa con más de 14 años en la ciudad.
Para Zúñiga, otro factor que incide en el alto número de oferta terminada es la caída de la actividad minera, que ha afectado el mercado de la segunda vivienda en particular. “Este tipo de adquisición es una decisión bastante prescindible, por lo que el nicho es súper sensible al momento económico y así la gente tiene la sensación de inestabilidad laboral”, indica.
Distintos desarrolladores le restan importancia a los efectos del terremoto y tsunami del año pasado, y destacan que tanto la estructura de las edificaciones como las ventas no se vieron afectadas por dichos eventos. Bruna, eso sí, señala que hubo un cambio en las preferencias de los clientes en los edificios: “Las personas están prefiriendo desde el quinto piso hacia arriba, aunque también hay gente que no puede subir escaleras y prefiere estar a ras de piso, pero lo recomendable es estar desde el tercer piso”.
Para este año, en general, se percibe que la demanda debiera caer respecto de 2015. A pesar de lo anterior, desde la CChC sectorial no ven con intranquilidad los niveles de oferta terminada. “Esperamos que baje, pero son los proyectos futuros nuestra preocupación. Una vez terminadas estas unidades, no hay nuevas iniciativas que vengan en camino”, advierte Bruna.
En todo caso, el desarrollo de la ciudad debiera mantenerse en los próximos años con un énfasis hacia la primera vivienda, cree el presidente de la CChC regional: “Son 10 mil familias al año que llegan a La Serena, por lo que el área oriente debiera seguir creciendo”. Araya tiene el mismo diagnóstico y destaca que es la zona de extensión natural de la actividad inmobiliaria.
El poniente, en tanto, seguirá creciendo, aunque nunca al mismo ritmo. Bruna dice: “Si se quiere ocupar borde costero aún queda espacio desde El Faro hasta el proyecto Serena Golf, que son cerca de 10 kilómetros”. Kunstmann destaca también el desarrollo del barrio Puerta del Mar, que debiera conectarse con Avenida del Mar hacia 2020. “Tenemos proyectos a largo plazo, que esperamos sigan materializándose durante los siguientes 10 años”, dice.
Fuente: ElMercurio.com

Lee también

El futuro del sector inmobiliario tras crisis por Covid-19: 6 desafíos que tendrá que asumir el rubro durante en los próximos 6 meses

Según los expertos del sector inmobiliario, en los próximos seis meses las viviendas de inversión …