4 cosas que debes saber si desistes de tu promesa de compraventa

Por “A”, “B” o a veces “C” motivo te toca desistir de tu promesa de compraventa de una vivienda. Son muchas las dudas que surgen en una instancia como esa. A continuación, te contamos qué pasa y a qué te enfrentarás una vez que tomas esa decisión.  

Nadie dijo que sería fácil tener que desistir de comprar esa propiedad que tanto querías. Y es justo en ese momento en que lo más probable es que tengas muchas dudas. ¿Qué hacer? ¿Debes pagar alguna multa? ¿Se puede vender esa promesa de compraventa? Para resolver estas y otras dudas entrevistamos a Francisco Ackermann, gerente de Re-colocaciones en Capitalizarme.com.

Conoce qué pasa si te arrepientes de comprar

Una persona siempre puede arrepentirse de su compra. En el caso de las promesas de compra venta de un bien inmueble, aparecen estipuladas las formas de desistir. Ahora bien, dependiendo de la inmobiliaria, se pueden incluir cláusulas para la cesión, lo que otorga otra forma de salida, en la cual el comprador cede su promesa a otra persona y los pagos comprometidos con la inmobiliaria.

¿Existen multas asociadas a eso a ceder una promesa?

En el caso de cesión de una promesa, por lo general no hay ninguna multa, ya que se trata de un traspaso de la deuda tal como está a la inmobiliaria. Eso sí es importante definir quién correrá con los nuevos gastos notariales y también entre la persona que cede y el que adquiere la promesa revisar los pagos ya efectuados, eso se ve en un acuerdo entre privados.

¿Cuáles son las condiciones legales?

Las condiciones legales por lo general se pueden varios tipos. Una opción es simplemente desistir de la compra asumiendo las multas que aparezcan en la promesa. De todas formas las inmobiliarias pueden ver caso a caso ya que entienden que un cliente pueda estar pasando por situaciones complicadas y reducir esa multa o incluso llegar a devolver todo lo pagado, cuando esto ocurre estamos hablando de una una “resciliación”.

Que se realiza cuando el comprador en conjunto con la inmobiliaria acuerdan anular por completo la operación, devolviendo los montos aportados. Por último si en la promesa quedó por escrito que se pueden ceder los derechos a un nuevo comprador, esta se vuelve otra alternativa legar para no seguir con la compra.

¿Se puede vender una promesa a un tercero?

Las promesas, si aparece estipulado, se pueden ceder. Esto quiere decir el nuevo comprador adquiere el mismo valor que pagó el cliente original con la inmobiliaria, es una cesión de derechos, no una venta. Sabemos que en el mercado informal existen personas que ofrecen sus promesas a la venta, pero si lo realizan es un acuerdo entre privados.

promesa

Lee también

sitio web

¡Nos volvimos loco! estrenamos nuevo sitio con ofertones inmobiliarios

Del 21 de septiembre al 4 de octubre, podrás encontrar encontrar importantes beneficios y descuentos …