¿Qué tipo de inversionista eres? Descúbrelo aquí

Todos queremos asegurar nuestro futuro económico lo más pronto posible. Pero nos comportamos de maneras muy distintas frente a las oportunidades de invertir nuestro dinero. Desde el científico dueño de una despampanante capacidad analítica, al más puro estilo The Big Bang Theory, hasta el aventurero tipo Indiana Jones que se alimenta del riesgo ¿Cuál de ellos eres tú?

“Quiero ganar suficiente dinero como para no tener que preocupar me por él”, dijo un famoso en una entrevista sobre su sencilla vida, que contrastaba con su abultada cuenta corriente.
Sin duda, todos queremos asegurar nuestro futuro económico lo antes posible, pero cada uno lo hace de manera distinta, de acuerdo con su personalidad y las experiencias que han marcado su vida.
Varios estudios sociológicos y de mercado han intentado categorizar a las personas según sus comportamiento frente a la inversión. Los resultados son tan diversos como la personalidad humana, pero sí han logrado definir algunos estereotipos ¿Con cuál te sientes identificado?
El ingeniero
Concreto y calculador. Le gusta optimizar todo y le carga perder el tiempo. Los números son lo suyo. Por lo mismo, entiende perfecto el mundo de las finanzas y conversar sobre inversiones le sale tan natural como tomarse un café. Le interesa ganar siempre, comprar barato y vender caro. Tiene menos de 35 años y generalmente se encuentra en Providencia. En resumen, un muy buen partido.
El constructor
Detallista y eficiente. También se mueve como un delfín en las aguas de las finanzas. Pero, a diferencia del ingeniero, le interesa conocer los detalles de cada proyecto  donde pone sus lucas, así se asegura de estar haciendo un buen negocio. Por lo mismo, se desespera si el folleto de un departamento no viene con todos los metros cuadrados. También tiene menos de 35 años y Las Condes es su hábitat natural. Otro un buen partido.
El aventurero
No sabe mucho de inversiones. No tiene tiempo para meterse en el tema. Su vida corre a mil por hora, la adrenalina lo es todo, pero le importa tomar buenas decisiones para asegurar su futuro y ser un ejemplo para su familia y amigos (lo que se conoce como la “aventura controlada”). Tiene más de 40, también se mueve en Las Condes y si hace un buen negocio comprando un departamento lo más probable es que lo celebre tirándose en bungee desde el puente más alto que encuentre (con la escritura en la mano, obvio).
El imitador
Es serio y responsable, pero no acostumbra tomar la iniciativa. Compra lo que su amigo compra. Primero observa cómo le va al otro con la inversión y luego toma la decisión. En Paine lo calificarían como aquel que compra la sandía calada, lo cual no tiene nada de malo, porque seguramente lo hace darle seguridad y estabilidad a su familia, y de pasadita mantener un buen estatus social. Vive principalmente en Chicureo y tiene menos de 40.
La buena esposa
¿Qué sería de muchos sin ella? Es la que realmente cuida de la familia y, por lo mismo, quiere estar presente y participar de todas las grandes decisiones, y de las chicas también. Si no fuera porque es ella quien pregunta y revisa todo, seguramente terminaríamos comprando una casa Copeva. Por lo general se encuentra en un segmento etario bajo los 45 años y, gracias a Dios, está presente en todas partes.

Lee también

¿Dónde quedan los documentos personales que se envían online al arrendar una propiedad?

Arrendar una propiedad no es tarea fácil e implica conferir una serie de documentos personales …