Santiago centro y Estación Central lideran mercado entre 1.000 y 2.000 UF

Este segmento -que vive un período de definiciones- es el preferido por quienes compran como inversión, señalan los expertos. Y la oferta aún es masiva: supera las 8.000 unidades en la capital, según datos de Tinsa.
El mercado de departamentos entre 1.000 y 2.000 UF vive un momento de cambios.
Por un lado, ve cómo Estación Central acecha el liderazgo de Santiago centro en este segmento.
Y por otro, observa con atención los posibles efectos de la reforma tributaria. Porque si bien este submercado mantendrá el llamado crédito especial para la construcción -lo cual le otorga una posición ventajosa frente a alternativas de mayor valor-, también será afectado por la aplicación del IVA a la compraventa de viviendas.
deptos 1000 UFFF
¿Qué efectos tendrán estos cambios en este mercado?
Francisco Pieper, director de Nuevos Negocios de Capitalizarme.com, estima que como este segmento conservará el beneficio del crédito especial para la construcción, se produciría una menor alza de precios. “Sin embargo, en la práctica esto no se notará mucho, pues los precios van en escalada -al menos durante este año-, y el ahorro en estas unidades será utilizado por las inmobiliarias para contrarrestar el costo extra que tendrán las unidades que no pueden optar a este beneficio en un mismo proyecto.
A su vez, Pieper no cree que la menor carga tributaria de estos departamentos redunde necesariamente en una explosión de la demanda en los próximos meses.
Dice que muy pocas personas conocen sobre esta ventaja tributaria -que se otorga a las constructoras- “y, los que lo han escuchado, manejan muy poca información al respecto. Además, dado que en la mayoría de los casos esto no debería traducirse en una disminución significativa de precios, es poco probable que la demanda aumente por este hecho. Más lo hará por otros factores: entre ellos, la tendencia en aumento de las personas por invertir en propiedades, lo cual es más seguro que un APV o el mercado de acciones, por ejemplo”.
Por lo demás, indica Armando Ide, gerente inmobiliario de inmobiliaria Su KSa, la demanda de este mercado ya es muy alta, por lo que los crecimientos en ventas podrían ser moderados.
“Este mercado muestra una gran madurez, ya que producto de sus precios prácticamente no hay departamentos para entrega inmediata. Y ello, pese a que se ha alargado el plazo de entrega de productos en verde (en construcción) a en blanco (solo planos y sala de venta) a prácticamente en ‘transparente’, que es solo con planos y cuya maduración será a más de 36 meses”.
Esta alta demanda, señala Armando Ide, se explica en el hecho de que estos productos generalmente son más rentables, debido a la relación entre el valor de compra y el de arriendo.
Así, cuenta Armando Ide que los inversionistas son muy relevantes en estos proyectos, pues corresponden a más del 50% de la venta. “Y creemos que en el futuro su participación será mayor, ya que la banca pondrá mayores restricciones al pie de los compradores (20% o 25% mínimo). Así, el que compra para vivir, si se demoraba 4 o 5 años en juntar su pie en el futuro, se demorará 10 años, aumentando así los arriendos, lo cual favorece a los inversionistas de renta”.

Menos terrenos

Por su parte, Iarhemy Figueroa, gerente comercial de Inmobiliaria Brotec-Icafal, cree que hay factores que podrían afectar las ventas en este segmento, “como son la menor oferta de terrenos, el alza en el precio de los terrenos y las normativas que impactan la oferta de este tipo de viviendas; los planos reguladores que limitan la altura, y la reforma tributaria, que encarecerá las unidades a partir del 1 de enero de 2016”.
Ello, pese al gran interés de las inmobiliarias por estar presentes en este segmento.
“A nivel general de industria, cuando miramos el segmento de las 1.000 a 2.000 UF, lo que observaremos es la participación de empresas que suelen vender con éxito, con superficies promedio entre los 25 y 35 m2 . El producto que más se vende es el 1D 1B”.
Estima que el factor IVA generará un aumento de precios en torno a 5%. “Solo las ventas que se realicen con subsidio no tendrán este gran aumento”, indica.
Por ello, afirma, la posibilidad de comprar en verde y el ahorro del IVA hacen de estos meses un momento único para optar a la compra de un bien raíz.
“Cabe destacar que estamos frente a los últimos meses antes de que empiece a regir, el 1 de enero del 2016, la reforma tributaria que contempla que todos los bienes raíces nuevos, sin importar su valor, incluirán el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Por ello, hasta fines de año la compra de un inmueble se ha transformado en una gran oportunidad para inversionistas, por lo que hacemos un llamado a formalizar las intenciones de compra. Este es un gran momento si lo que se busca es invertir”.
Fuente: El Mercurio

Lee también

¿Como Nacieron los Brokers Inmobiliarios?

Gabriel Cid, CEO y Fundador de Capitalizarme.com, nos narra como se origino en Chile el …