Se expande uso de ventanas de PVC

Señalan los expertos que esta tecnología ha crecido hacia nuevos mercados. Incluso está presente en edificios patrimoniales. El uso de ventanas de PVC ha sufrido una revolución en los últimos años.
“Hoy el PVC abarca casi la totalidad de los segmentos. Desde unidades con valores cercanos a las 1.000 UF, hasta viviendas de lujo“, afirma Carlos Gálvez, gerente comercial de Veka.
Señala que su demanda es creciente, debido a sus ventajas en materia de eficiencia energética y acústica, y al hecho de que “se trata de un producto versátil en términos de presentación, que puede imitar incluso el aspecto de la madera”.
Por su parte, René Pavez, gerente general de Brisas de Costa Brava de Concón señala “que hoy el PVC gana espacio y es usado en un porcentaje importante de proyectos, en todos los segmentos, con excepción de viviendas sociales principalmente por costo. Lo anterior no significa en todo caso que el aluminio esté dejando de usarse en los distintos segmentos, ya que sigue prefiriéndose muchas veces por su versatilidad y sigue siendo un producto preferido y valorado por muchos clientes”.
Con respecto a sus ventajas, afirma Carlos Gálvez que “el PVC permite la reducción del consumo energético de un edificio, que puede llegar a 37%. En términos generales, con el hecho de instalar ventanas de PVC se reduce el consumo energético en un 45% más que otros materiales y un 15% más que las de madera, siendo un 50% más eficiente que otros elementos existentes en el mercado frente a la reducción de CO2 a la atmósfera”, señala Carlos Gálvez.
Agrega René Pavez que “el conjunto de la ventana de PVC, incluido vidrio termopanel, funciona muy bien térmica y acústicamente. Este último factor también es bien notable, ya que las características del PVC también le confieren excelente capacidad para aislar el ruido y las vibraciones”.
Y desde el punto de vista estético, René Pavez señala que la ventana se incorpora al espacio, con cuerpo y alternativas que en conjunto armonizan con el resto de la habitación en que están. Sus sistemas permiten que grandes luces se puedan cubrir con menos hojas”.
Cuenta que, por ejemplo, en Brisas de Costa Brava se han instalado ventanas de PVC de fabricación alemana con altos estándares constructivos y de diseño, color foliomadera y con vidrio termopanel. Permiten, por ejemplo, disponer de una luz de más de 6 metros en el living, con cuatro hojas y aperturas laterales. Vale decir, las hojas centrales se desplazan quedando abierta una luz de 3 metros, lo que en términos de espacios permite incorporar la terraza y living, transformando todo en un solo espacio.
Toda esta versatilidad -señalan los expertos- permite que las ventanas de PVC hayan expandido su ámbito de aplicación. Así -relata Carlos Gálvez-, hoy estos elementos están presentes en edificios, condominios, hoteles, oficinas, casas, lofts y departamentos en todo el país. E incluso en edificios patrimoniales, como la casa matriz del Banco de Chile, en la calle Ahumada, en la cual Veka instaló nuevas ventanas.
Fuente: El Mercurio

Lee también

Nueva solución del mercado inmobiliario: visitas virtuales

Visitas virtuales, recorridos 3D y otras soluciones tecnológicas comienzan a visualizarse en las plataformas de …