Seguros de cesantía o incapacidad laboral en créditos hipotecarios suben 255% en un año

Por lo general, estas pólizas cubren entre tres y cuatro cuotas del préstamo por evento de desempleo, tienen una carencia de 60 días desde su contratación y su precio ronda el 3% del monto bruto total del préstamo.
Al tomar un crédito hipotecario o de consumo nos encontramos con varios seguros asociados que muchas veces no sabemos bien qué cubren, cómo funcionan y si son obligatorios u opcionales. Un dato no menor, considerando que estos encarecen el préstamo final y por ende influyen en la cuota a pagar.
Entre ellos figuran los seguros de cesantía y/o incapacidad temporal que buscan proteger al cliente ante el riesgo de desempleo involuntario o de incapacidad temporal a causa de una enfermedad o accidente, pudiéndose contratar las dos coberturas o solo una de ellas, siendo ambas opcionales.
Según cifras de la Asociación de Aseguradores de Chile, durante el primer semestre de 2015 el número de pólizas vigentes es más de tres veces superior que en el mismo período de 2014. Entre enero y junio del año pasado se registraron 11.579 seguros de cesantía asociados a créditos hipotecarios, pero este año el volumen resultó ser de 41.153, evidenciando un aumento del 255% en el convenio de estos contratos. De hecho, el número de pólizas de seguros de cesantía asociados a créditos hipotecarios emitidas en el primer semestre de este año corresponde al 85,9% del total emitido en todo el 2014.
Según datos de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, a junio de este año la morosidad de 90 días o más en los créditos hipotecarios es de 2,96% sobre la cartera total, mientras que la cartera deteriorada es de 6,25% respecto del volumen total.

Monto y plazo del crédito determinan el valor

Aunque son seguros voluntarios, actores de la industria recomiendan tomarlos, especialmente “en los períodos de inestabilidad económica. Ante la pérdida de la fuente laboral, el tener un seguro de este tipo le da al cliente cierta holgura que le ayuda a solventar sus gastos básicos”, señala Mauricio Araya, gerente general de Santander Corredora de Seguros.
A lo que Germán Riveros, gerente de BBVA Corredora Técnica de Seguros, agrega: “Un crédito de consumo o hipotecario permite cumplir sueños como la casa propia y construir un bienestar futuro para la familia. Si puedo disminuir el riesgo de perderlo, no vale la pena ahorrarse un costo tan bajo en relación con el altísimo costo que significa no poder cumplir con las obligaciones financieras y terminar el sueño en una mala pesadilla”.
Estas pólizas “indemnizan al beneficiario (acreedor) con el pago de cuotas mensuales que correspondan al servicio de una deuda o cualquier otro pago periódico que el asegurado se haya comprometido a solventar previo a la fecha de inicio de esta cobertura, o bien indemnizan con el pago de una suma de dinero de libre disposición”, explican desde la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).
El valor de estos seguros va a depender del monto y plazo del crédito que se esté adquiriendo, pero por lo general, señalan en la industria, ronda el 3% del monto bruto total. “Por ejemplo, para un crédito de $4 millones a 36 cuotas, contratado por internet, el costo mensual del seguro es de $3.678”, señala Luis Alberto Saleh, gerente general de Banchile Corredora de Seguros.
Eso sí, hay que tener claro que la cobertura no es inmediata, ya que existe un período de carencia que, por lo general, es de 60 días desde la fecha en que se cursa el crédito bancario. Asimismo, cada entidad financiera tiene sus reglas para operar sus pólizas, pero normalmente el asegurado tiene un plazo de 180 días desde la fecha de término de la relación laboral o desde la fecha de inicio de la licencia médica para denunciar el hecho y entregar los antecedentes correspondientes. Algunos bancos como Santander, por ejemplo, tienen un plazo menor, que es de solo 30 días.

Cubren entre tres y cuatro cuotas consecutivas

Estos seguros incluyen la cobertura de cesantía involuntaria para trabajadores dependientes e incapacidad laboral temporal para trabajadores independientes. Esto significa que, dependiendo del banco y de la póliza, el seguro se hará cargo, en general, de entre tres y cuatro cuotas del crédito por evento. Es decir, si tengo distintos períodos de cesantía durante los años del crédito, el seguro se puede usar más de una vez.
En Santander, por ejemplo, si se toma un crédito de consumo a 36 meses, el seguro podría llegar a indemnizar hasta siete eventos distintos por cesantía, lo importante es que entre dos eventos de desempleo el período laboral activo sea de un mínimo de cuatro meses.
En BBVA exigen los mismos cuatro meses de período laboral activo entre cada tramo sin trabajo, pero no tienen un máximo de eventos indemnizables. En Bci, por su parte, dicen que mientras el cliente pague la prima del seguro estará protegido. Banchile tampoco dice tener un máximo de eventos indemnizables, pero exigen un período más largo de trabajo corrido para hacer efectivo el seguro, de seis meses.
Eso sí, es fundamental tener presente que para la cobertura de cesantía existen exclusiones para la activación del producto, tales como desempleo a causa de acciones provocadas voluntariamente y causales de despido distintas de necesidad de la empresa, mutuo acuerdo y fuerza mayor.
En tanto, para la cobertura de incapacidad temporal está excluido el embarazo o las enfermedades producidas con motivo de este, como también las incapacidades de origen nervioso y las enfermedades a la espalda; la participación en actos, deportes o actividades temerarias, peligrosas o riesgosas, y por último, enfermedades o situaciones preexistentes.
2,96% de la cartera hipotecaria total tiene morosidad de 90 días o más , según los datos de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras a junio de este año.
Fuente: El Mercurio

Lee también

¿Como Nacieron los Brokers Inmobiliarios?

Gabriel Cid, CEO y Fundador de Capitalizarme.com, nos narra como se origino en Chile el …