Tasas de Interés en un Crédito Hipotecario: ¿Qué necesitas saber?

Tener una casa o departamento propio es el objetivo a mediano/largo plazo de casi todos. Sin embargo, antes de lanzarse a la búsqueda de ese hogar soñado, debemos tener un Crédito Hipotecario conveniente, para comprar nuestro bien inmueble al mejor precio.
Y para elegir un financiamiento conveniente, la clave está en comparar el CAE y fijarse en la Tasa de Interés del Crédito.
¿Suena complicado? Lo sabemos, y por eso, hemos decidido explicarte cómo funciona la Tasa de Interés en un Crédito Hipotecario, para que quedes hecho un experto y tomes la decisión más inteligente!

¿Qué es la Tasa de Interés de un Crédito?

Se conoce como Tasa de Interés al porcentaje del Crédito que se paga adicionalmente a la cantidad de dinero que se pidió en el mismo. Este valor corresponde al monto de dinero que el usuario deberá pagar por el servicio de usar el préstamo.
Dicho en sencillo: Es el monto que te cobra el banco por prestarte el dinero.
Las Tasas de Interés tienen un límite preestablecido por la Ley chilena y regulada por la SuperIntendencia de Valores y Seguros, SBIF. Este tope se conoce como Tasa máxima convencional y se fija como porcentaje mensualmente para todos los bancos e instituciones financieras.
Cabe destacar que esta Tasa Máxima Convencional debe ser cumplida por los bancos, independiente de si el usuario solicita un Crédito Hipotecario, de Consumo o Automotriz, y sin importar tampoco si se trata de un financiamiento con tasa fija o variable.

Créditos Hipotecarios: ¿Cómo afecta la Tasa de Interés?

El Crédito Hipotecario es el producto financiero más grande del mercado. Por la magnitud de comprar una propiedad, es la suma de dinero más alta que un banco puede prestarle a una persona natural.
Esto significa también que este Financiamiento es el de más larga duración en sus cuotas, con un promedio de entre 15 y 20 años de deuda según datos de la SBIF. Por eso, la Tasa de Interés importa y mucho en un Crédito Hipotecario. Será el porcentaje que estarás pagando sobre el monto del préstamo durante buena parte de la vida.

Diferencias en la Tasa de Interés

Pero entender la importancia de la Tasa de Interés al solicitar un Crédito Hipotecario es sólo el primer paso. Lo verdaderamente fundamental es conocer las diferencias que existen entre las tasas disponibles en el mercado financiero, para aprovecharlas al máximo y ahorrar.
Según mediciones del Sernac Financiero, Existen diferencias de hasta un 20% en el Costo Total del Crédito (CTC) entre las diversas alternativas de financiamiento Hipotecario del mercado. Esto significa que hay cerca de $10 millones de pesos de diferencia entre el banco más conveniente y el menos.
En cuanto a la Tasa de Interés, las diferencias que pueden encontrarse en el mercado dependen del tipo de Tasa de que se aplique:
Para Tasas Fijas, existe una diferencia de hasta un 24%.
Opción más barata: tasa de 4,40% (Banco Security)
Opción más cara: tasa de un 5,46% (Banco Bice)
Para Tasas Variables y Mixtas, existe una diferencia de hasta un 44%.
Opción más barata: tasa de un 3,52% (Tasa Mixta Banco Santander)
Opción más cara: tasa de un 5,52% (Tasa Mixta Banco Itaú)
Por supuesto, en este momento te estarás preguntando ¿Cuál es la diferencia entre la tasa fija, variable y mixta? Aquí un breve explicativo:

Tipos de Tasa de Interés

Tasa de Interés Fija
Significa que el porcentaje del préstamo que pagarás, será el mismo a lo largo de todo lo que dure el crédito, sin importar su duración ni los cambios económicos que puedan ocurrir. Son tasas más altas pero a la vez presentan menos riesgo, pues no presentan variación del dividendo mensual. Esta Tasa te conviene si quieres pagar siempre lo mismo, aunque sea más caro que otras opciones. Es la alternativa de la estabilidad.
Tasa de Interés Variable
En este tipo de tasa, el porcentaje de interés se revisa cada anualmente, pudiendo aumentar o disminuir dependiendo de la marcha de la economía. Al momento de solicitar el Crédito, se toma un índice de referencia. Cada fecha “aniversario” del préstamo, se determina el nuevo porcentaje en base al valor del índice referencial para ese momento.
La tasa es menor que la fija pues tiene un riesgo mayor. Por eso, sólo se recomienda si tienes expectativas de aumento de ingresos, pues lo más probable es que una Tasa Variable haga subir el dividendo mensual al año de haber solicitado el Crédito Hipotecario.
Tasa de Interés Mixta
Como su nombre lo indica, esta Tasa de Interés es la mezcla entre la fija y la variable. Funciona de la siguiente manera: Al solicitar el Crédito Hipotecario, el banco aplica una Tasa fija, que se pacta por un determinado tiempo, en un rango de entre 3 a 10 años. Pasado este plazo, comienza a aplicar una Tasa Variable previamente estipulada por el cliente y el banco.
Esta Tasa es la más popular del mercado actualmente. De hecho, cifras del SERNAC indican que el 53% de los Créditos Hipotecarios que se solicitan En Chile son con Tasa de Interés Mixta.
Con estos conocimientos, ya estás listo para solicitar un Crédito Hipotecario sin que nadie te engañe con la Tasa de Interés.
Fuente: ComparaOnline

Lee también

¿Como Nacieron los Brokers Inmobiliarios?

Gabriel Cid, CEO y Fundador de Capitalizarme.com, nos narra como se origino en Chile el …