Tejados de madera: una solución tradicional para la bioconstrucción moderna

Quizás no sea un sistema constructivo muy tradicional en nuestro país, pero eso no resta que las tejas de madera sean una opción interesante, con muy poca huella ecológica y a tener en cuenta.

En el mundo actual de la construcción ecológica y bioconstrucción, nos encontramos con pocas opciones a la hora de elegir materiales para el tejado, al menos un material que tenga el mismo rendimiento que, por ejemplo una teja de cerámica o pizarra y que además sea renovable.
El tejado es una parte del edifico donde el bioconstructor tiende a hacer sacrificios y elige materiales convencionales. En muchos casos se elige la teja de cerámica, un material que tendríamos que considerar poco ecológico al no ser un material renovable y porque se procesa y hornea a altas temperaturas. Incluso la pizarra, a pesar de ser resistente al tiempo tampoco es renovable. Existe una opción que está experimentando un resurgir en varios países de Europa, un material convencional y común en EE.UU. y Canadá, las tejas de madera.
Las tejas de madera, “singles” y “shakes” son la solución perfecta en distintos climas para tejados de casas ecológicas, bioconstrucciones y casas convencionales. Las encontramos en cedro rojo, cedro blanco, acacia, alerce, roble y castaño; son resistentes, hermosas y completamente naturales. Las cubiertas de madera son altamente ecológicas, las tejas no están sujetas a procesos industriales, ni tratamientos y, en la mayoría de los casos, son de madera verde sin secar.
Los países nórdicos, Inglaterra, Francia, Alemania y Rusia tienen una larga tradición de tejados de madera y en los últimos siglos proliferan, también, en Canadá y EE.UU., donde se instalan probablemente más tejados de madera que en cualquier otro país. Inglaterra y Francia históricamente utilizan roble y castaño, los rusos y nórdicos alerce y a veces pino, los canadienses y los estadunidenses cedro rojo y blanco y también pino para edificios auxiliares.
La teja de madera se recomienda en pendientes superiores a 20 grados, cuanta más pendiente mejor, ya que el tejado desagua más rápido. Hay dos tipos de tejas de madera, los “shingles” y los “shakes”. En ambos casos la calidad de madera idónea es de grano recto y sin nudos.
Fuente: diariodelaconstruccion.cl

Lee también

Nueva solución del mercado inmobiliario: visitas virtuales

Visitas virtuales, recorridos 3D y otras soluciones tecnológicas comienzan a visualizarse en las plataformas de …