Todo lo que debes saber al arrendar tu primer departamento

¿Pensando en vivir solo? Sí, es emocionante, y sí, marca el inicio de tu independencia, ¿pero estás listo? Si la respuesta es sí, hay mucho que tomar en cuenta antes de comenzar a empacar.
Te presentamos las diez cosas que debes saber ahora que has decidido dar ese gran paso que es arrendar tu primer departamento

1. No te vayas por tu primera opción:

Compara. Hay departamentos que cobran cantidades excesivas por metros cuadrados, también existen varias joyas ocultas en las mejores colonias de la ciudad, la cosa es buscarle. Considera un promedio de rentas en la ubicación que más se adecue a lo que necesites y cuánto puedes pagar. Llama, visita y examina tus opciones. Pregunta a cuánto ascienden, aproximadamente, los gastos por servicios al mes.

2. Debes leer todo el contrato de renta:

Firmar un contrato de renta es serio. Las compañías encargadas del manejo de propiedad son bastante astutas. No hay un contrato de renta estándar, y todos tienen términos y condiciones muy particulares. Tómate tu tiempo y, en cuanto tengas el documento en tus manos, léelo muy bien, revisa que no existan cláusulas ridículas que le garanticen la entrada a tu departamento a cualquiera o que te multen por tener plantas en el interior, por ejemplo.
Sé muy cuidadoso y lee absolutamente todas las cláusulas de tu contrato.

3. El depósito:

Toma en cuenta que la mayoría de los departamentos requieren del pago de un depósito para mudarte. ¿Qué es un depósito? La cantidad de dinero que el dueño del lugar recibe para cubrir daños que le llegues a hacer al lugar. Generalmente contempla el costo de un mes de renta, pero hay propietarios que llegan a cobrar hasta 3.

4. Considera compartir:

Todos los gastos se aligeran cuando se dividen entre dos o incluso entre tres. ¿De verdad necesitas todo un departamento para ti solo?
Compartir, posiblemente, sea la mejor forma en aminorar los gastos; considéralo.

5. El dinero no es infinito:

Contempla los servicios básicos: agua, electricidad, gas ¿y a quién engañamos? Internet. Algunos otros pueden ser teléfono o televisión por cable. Gasolina para el auto y claro, la despensa. ¿Está amueblado o vas a necesitar muebles? Accesorios para la cocina, electrodomésticos. Establece presupuestos.

6. Sé realista:

Sí, en tu cabeza tu primer departamento se veía como la portada de una revista de decoración, pero los muebles, las sábanas, edredones, floreros y cuadros, cuestan. Prioriza. ¿De verdad necesitas ese revistero u otro juego de sábanas son una mejor idea?

7. Segunda mano y marcas libres no son tan mala idea:

Los muebles y trastes de segunda mano son lo mejor para ti en estos momentos (y también después, ¿por qué no?) Hay algunos bazares que los tienen en excelentes condiciones y precios aún mejores. ¿Sólo consumes elotitos enlatados de campos orgánicos o aceite de oliva importado de Italia? Reconsidera. Las marcas libres te ofrecen prácticamente lo mismo, guarda los gastos importantes para ocasiones especiales.

8. Cuidado con la despensa:

Si se trata de tu primer departamento, muy probablemente la mayor parte de tu vida la comida tan solo aparecía en el refrigerador. Lo único que tenías que hacer era levantarte, abrir la puerta, y listo. Ya no. ahora tienes que salir y comprarlas tú mismo, algo mucho más difícil de lo que parece. Tienes que hacer un presupuesto para las cosas y tener la capacidad de planeación para saber qué comerás durante las siguientes dos o tres semanas. Ahora, mucho cuidado con los gustos extras. Si sólo tienes dinero para comida, ¿realmente necesitas cuatro bolsas de papitas?

9. ¿Ahorros?

De preferencia, necesitas 3 meses de gastos aproximados en caso de que algo malo suceda.
Sé precavido y antes de mudarte, ahorra lo necesario para cualquier imprevisto.

10. Gastos de mudanza:

¿Te llevarás muebles de casa? Cotiza y pregúntate si vale la pena gastar en el camión de mudanza o sería mejor idea recurrir a muebles nuevos (o usados). Los equipos de mudanza cobran según peso, piso y distancia. Tómalo en cuenta.
Ahora sí, guarda la calculadora y saca las maletas. Nadie dijo que sería sencillo, pero sin duda alguna valdrá la pena. Prepárate para tu nueva vida y disfruta cada paso del proceso de planeación.
Fuente: Terra

Lee también

Infografía de Mercado de arriendos del Gran Concepción

Se realizó una metodología e infografía de revisión, del total de publicaciones de departamentos disponibles …