Todo lo que tienes que saber de los seguros al pedir un crédito hipotecario

¿Sueñas con tu casa propia? Si bien, el primer paso es elegirla, el segundo es contar con el dinero para comprarla. Para esto, la mayoría suele pedir un crédito hipotecario, que presta alrededor del 85% del valor total de la propiedad.

Pero este crédito no viene solo, sino que tiene asociado distintos seguros, algunos obligatorios, otros voluntarios, que todo deudor debe tomar al momento de firmar el acuerdo con la institución crediticia. Cuáles son, qué cubren y dónde adquirirlo, lo explica Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Aseguradores (AACH).
¿Cuáles son los seguros obligatorios al tomar un crédito hipotecario? En Chile, cualquier vivienda que tenga una hipoteca debe tener, por ley, un seguro de incendio. Las entidades crediticias contratan en forma colectiva, por cuenta y cargo de sus clientes, para proteger sus garantías (incendio, terremoto, maremoto, riesgos de la naturaleza, etc.) o la fuente de pago de los préstamos (desgravamen o invalidez).
Los clientes que contratan un crédito hipotecario tienen derecho a que los seguros obligatorios de incendio y desgravamen sean informados incluyendo todos los detalles sobre la cobertura, condiciones, restricciones y costos, para de esta manera, ejercer su derecho a la libre elección, ya que pueden contratar estos seguros con otra compañía distinta de la propuesta por el banco que otorgará el crédito.
¿Estos seguros se deben tomar con el banco que está otorgando el crédito hipotecario o se pueden contratar de manera particular? Sí, es posible tomarlos de manera individual. En este caso, si es contratado en forma particular y directamente por el asegurado, la entidad crediticia no puede exigir al deudor coberturas o condiciones distintas a las contempladas en los seguros colectivos contratados por ésta, ni tampoco puede aceptar una póliza individual con menores coberturas.
¿Cuáles son los seguros opcionales al tomar un crédito hipotecario? Por ejemplo, el seguro de sismo, que es una cobertura adicional al seguro de incendio y protege los daños materiales que sufra el inmueble asegurado como consecuencia de un terremoto. También está el seguro de cesantía, que es voluntario y cubre las deudas del crédito ante una eventual cesantía del deudor o incapacidad de trabajar (cesantía involuntaria). No cubre en caso de renuncia.
Como recomendación general, el cliente debe consultar en distintas instituciones financieras el detalle de la cobertura y realizar una comparación sobre los costos finales.
Fuente: Diariopyme.com

Lee también

El futuro del sector inmobiliario tras crisis por Covid-19: 6 desafíos que tendrá que asumir el rubro durante en los próximos 6 meses

Según los expertos del sector inmobiliario, en los próximos seis meses las viviendas de inversión …