La venta de viviendas usadas se contrae

En el segmento sobre las 10 mil UF, la venta de viviendas usadas cayó 15,1% y la de departamentos en 4,3%, medida en unidades en el segundo trimestre. Los vendedores están más dispuestos a bajar los precios, pero el monto de la rebaja depende de cuánto puedan esperar antes de concretar la venta.

Bien lo ejemplifica la historia que cuenta Economía y Negocios de El Mercurio en la que hace justo un año, Rodrigo Jiménez (50 años) y su familia pusieron en venta su casa, y aún no consiguen un comprador. La propiedad está en los faldeos de Santa María de Manquehue, en un terreno de un poco más de 1.500 metros cuadrados, en noviembre de 2015 decidieron venderla.

Puede interesarte leer Desarrollo armónico de ciudades como Santiago

Las viviendas usadas ya no se venden como antes

Lo que pasó con la situación de Rodrigo Jiménez, es que la corredora les hizo una tasación y le propusieron ponerla en venta en 51.500 UF (más de $1.300 millones de esa época), pero él estimó que el valor era alto, y la ofertó en 49.500 UF, cuenta. Sin embargo, los meses pasaron, recibieron muchas visitas, pero no lograron venderla, por lo que decidieron bajar el precio progresivamente, hasta llegar a 42 mil UF, una rebaja de 15,2% respecto del valor original. “Para mí este precio es el ‘piso’. Es el valor que le doy a la casa por su ubicación, el metraje y los acabados.

Estamos dispuestos a mantenerlo, pero también depende del tiempo que pase”, aseguró Rodrigo Jiménez a El Mercurio. Cuenta que tuvieron una oferta seria, pero se cayó a último minuto, porque al parecer a los compradores no les dieron el crédito hipotecario. Los corredores le han sugerido bajarle todavía más el precio -afirma-, pero él no está de acuerdo. Estima que a los corredores, en términos de la comisión que reciben, no les afectaría tanto una “pequeña” rebaja a estos niveles de precio de la propiedad, pero sí a él como dueño del inmueble.

Este caso es un ejemplo de la tendencia que está siguiendo la actividad inmobiliaria en la RM. En el segundo trimestre del año se vendieron 32,2 millones de UF en el mercado de viviendas usadas en la región. Esto significa un retroceso de 11,9% respecto del primer trimestre de este año.

En unidades se vendieron 10.529 propiedades usadas, -0,8%, a igual comparación, según un estudio de Real Data basado en las ventas efectivamente realizadas e inscritas en el Conservador de Bienes Raíces (no promesas de compra). El panorama no ha cambiado mucho después del segundo trimestre. En julio, la caída del mercado de propiedades usadas se mantuvo: las casas bajaron 10,4% y los departamentos 19% en unidades, señala Patricio Hempel, director ejecutivo de Real Data.

Y si se compara abril-junio de este año con igual período de 2015, hay un alza marginal en unidades de 0,6% en la venta de viviendas usadas totales de la región, pero es posible advertir bajas al analizar las cifras por sectores. Por ejemplo, en las comunas del sector oriente y nororiente hay caída en ventas de casas y departamentos medido en unidades.

¿Cómo se moverá el resto del año?

El segmento más afectado en este segundo trimestre frente a igual período 2015 es el de propiedades usadas sobre las 10 mil UF: en unidades, las casas caen 15,1% y los departamentos, 4,3%.

En la industria hay opiniones variadas. Gerardo Larraín, socio de PyG propiedades, ve difícil un repunte a corto plazo, “aunque las elecciones pueden marcar un cambio de expectativas”, afirma. Francisco Ackermann, gerente de Proyectos de Capitalizarme.com (empresa de asesoría en inversión inmobiliaria), ve una oportunidad. “Es probable que los inversionistas más informados empiecen a aprovechar las oportunidades”, estima.

viviendas usadas

Lee también

pandemia

Capi 2020: Los hitos que nos marcaron en medio de una pandemia

Está claro que este año ha sido, por decirlo menos, muy “particular” . Y es …